ednbojednboj

Directorio : marzo 2020

Coronavirus- “Editorial”

“Es como una gripe”. Ahora resulta que es más contagioso y mata un poco más, pero sí, los síntomas son gripales.

La prudencia es hablar con fundamento, científico en este caso. Y el COVID-19 no venía en los libros hasta el momento.

La prudencia es la prevención, especialmente cuando no hay tratamiento.

No ser los primeros en algo tiene ventajas, una de ellas, es que da tiempo a verlas venir, ¿y si China nos estuviera dando una lección de cómo no se deben hacer las cosas (esconder la verdad) y cómo sí se deben hacer: todas las medidas son pocas para contener lo que quiere escurrirse?

Seamos francos: en este mundo el dinero se hace con el tratamiento, no con la prevención. Porque prevenir es barato; de lo contrario habría tratamientos definitivos (pensemos, por ejemplo, en la diabetes) y no crónicos o paliativos. Y de momento, tratamiento para el coronavirus no hay. Así que por otra razón más: prevención.

El tratamiento y/o la vacuna creo que llegará por razones obvias ($$$), pero a la ciencia/industria le lleva tiempo escribir fichas técnicas (cuestiones varias: complejidad, estudios de seguridad, etc.)

Y ya sabemos que se han suspendido congresos varios y las multinacionales apuestan por el teletrabajo.

Y para los que pasen del coronavirus porque “yo no soy grupo de riesgo”. Les recordaré eso de la caridad: porque todos alguna vez tuvimos algún “abuelo/a”, extiendo el concepto a familiar frágil, al que proteger o al menos, no contribuir a causarle un mal mayor. Recordemos que el problema del COVID-19 son las neumonías graves que requieren cuidados intensivos, y los recursos en este sector son limitados, por lo que llegados a una situación de carestía ¿quién decide quién vive y quién muere? Me recuerda a los supuestos escalofriantes de las clases de filosofía.

Y para los más capitalistas. ¿Quién comprará algo made in Spain si acabamos siendo un país de infecciosos? ¿Quién vendrá este verano a las playas? Todos estamos interconectados económicamente. Entrar en listas negras no es bueno para el país, es decir, para todos los españoles.

Sea porque nos toca, sea por caridad, sea por la pasta: seamos responsables. Ser o no ser del coronavirus no es una cuestión ideológica.

Coronavirus: Suspensión de consultas presenciales. Consulta online disponible.
Coronavirus- “Editorial”