ednbojednboj

La diabetes del anciano

Recientemente se ha publicado un documento de consenso sobre el tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2 en el paciente anciano en la Revista Clínica Española.

Un punto de falta de consenso es la definición de individuo anciano, ¿es anciano el que tiene más de 75 años? ¿ pero si no es frágil, es también anciano?

Lo que viene a continuación está más acordado…

La idea es que no hay que buscar la perfección en las edades tardías de la vida, uno en general no se muere del “azúcar” instantáneamente ( si bien es cierto, que existen descritas y de “oídas” casos de hipo e hiperglucemias letales), el objetivo a alcanzar más bien es evitar las descompensaciones (subidas y bajadas) con el menor número de efectos farmacológicos indeseados y de una manera, sobre todo, sencilla.

El artículo clasifica 🤐 a los sujetos en ancianos sanos, a los que se les exigiría valores de hemoglobina glicosilada (HbA1c) inferiores a 7-7.5%, ancianos frágiles – con discapacidad funcional, demencia o expectativa de vida limitada- donde cifras de 7.5-8.5% estarían bien y ancianos en situación de cuidados paliativos donde importa la calidad de vida y no el control glucémico (¡ojo! sin acabar en el hospital por descontrol absoluto).

Es interesante como se resalta la importancia del tratamiento no farmacológico: los programas de educación nutricional han demostrado mejorar el control metabólico en los mayores y como se insta al ejercicio físico en la medida de lo posible: aeróbico, de resistencia y entrenamiento del equilibrio porque mejora el control metabólico, lucha contra la sarcopenia y reduce el número de caídas, respectivamente.

Respecto a los medicamentos, hay que pensar en la seguridad de los fármacos empleados: una vida sin hipoglucemias, con seguridad cardiovascular, ajustada a la función renal y a otras enfermedades que se puedan tener.

Muchos medicamentos para la diabetes están diseñados para boicotear el sobrepeso. En la gente mayor la falta de apetito a veces es un problema que conduce a la desnutrición del paciente obeso, con lo cual, la elección de los antidiabéticos debe tener en cuenta también este aspecto (metformina, arGLP1, iSGLT2 out ?!).

En resumen, el café, aunque sea sin azúcar, no es para todos.

La diabetes del anciano