ednbojednboj

Intolerancia a las Solanáceas

Las Solanáceas son una familia de plantas productoras de alcaloides tóxicos ( atropina, escopolamina, etc.), entre las que se incluye la venenosa y (médicamente explotada 😉) belladona.

Son pocas las Solanáceas comestibles, pero entre ellas constan algunas de uso frecuente en nuestras cocinas como las patatas blancas, el pimiento, el tomate y la berenjena.

La mayoría de las personas no tienen problemas con su consumo (la concentración de alcaloides es muy baja), pero pueden ocasionar malestar a sujetos que sufren una intolerancia digestiva a estas plantas. También algunos pacientes afectos de artritis se quejan de un empeoramiento de los síntomas asociado a su ingesta.

Varios consejos para mejorar la tolerancia a las Solanáceas:

  • Pelar las patatas (casi todos los alcaloides están en la piel).
  • Evitar comer tomates verdes (cuanto menos madura la planta, mayor concentración de alcaloides) o patatas a las que le hayan salido tallo.
  • Cocinar las solanáceas siempre, incluso los tomates, así reducirá su contenido en alcaloides.
Intolerancia a las Solanáceas