ednbojednboj

Magnesio: pocas veces hace falta suplementar

Primero unos apuntes sobre el Magnesio …

En el cuerpo del humano adulto existen unos 25 g de Magnesio (Mg). El 65-70% está en los huesos. El resto se localiza en los tejidos blandos y en menor proporción en el plasma ( 1.4 -2.5 mg/ml). La 1/2 del Mg de la dieta (no llega) se absorbe en intestino delgado y la vía principal de excreción es la fecal. Pero el riñón también elimina de media 100 mg/día.

Las ingestas recomendadas son de 350 mg/día para varones; 300 mg/día para mujeres y de 150 mg/día para niños. Las recomendaciones se incrementan durante el embarazo y la lactancia hasta 400 mg/día. Se establece un UL de 625 mg, con un máximo de 250 mg para los complementos alimenticios.

Fuentes alimentarias de magnesio: vegetales (forma parte de la molécula de clorofila), frutos secos, hortalizas, cereales y chocolate (pero los fitatos y oxalatos disminuyen su biodisponibilidad). En cuanto a alimentos de origen animal con alto contenido en Mg, cabe citar: los lácteos, los huevos y los pescados.

Funciones del magnesio: forma parte de los huesos, secreciones, interviene en la contracción muscular y en la actividad enzimática ( por ejemplo, en el metabolismo de los hidratos de carbono).

Déficit de Magnesio. Causas:

  • aporte insuficiente dietético (porque exista un consumo elevado de productos procesados)
  • alcoholismo
  • malabsorción intestinal (pacientes con síndrome de intestino corto, yeyunostomías – o ileostomías con alto débito-)
  • diuréticos
  • en enfermedades crónicas, como la diabetes mellitus, se puede apreciar déficit -generalmente de carácter leve- en algunos pacientes.
  • farmacológicas: los inhibidores de la bomba de protones!!! (omeprazol y “familiares”)

Síntomas de hipomagnesemia

  • Fatiga (qué poco específico!)
  • Irritabilidad neuromuscular expresada como tetania, espasmos, temblor, convulsiones
  • Vértigo

***La hipermagnesemia produce somnolencia y arritmias cardiacas.

¿ Suplementar sí o no ?

Rotundamente NO  si no se ha demostrado previamente que exista un déficit de Magnesio.

  • No está demostrado en deportistas que ayude 
  • En mi experiencia clínica, las hipomagnesemias que claramente han precisado tratamiento oral o intravenoso se han asociado a casos de alcoholismo, síndrome de realimentación en pacientes tratados con nutrición parenteral, síndromes diarreicos profusos, casos de intestino corto y efectos adversos serios de medicamentos como los inhibidores de la bomba de protones. Cada vez estamos viendo más casos de hipomagnesemia grave sintomática asociada al uso de omeprazol y derivados y créanme, el paciente en la mayoría de los casos no sabe lo que le pasa pero hay expresión clínica clara de enfermedad.

Y aunque sólo sea por lógica…el magnesio es el 4º ion más prevalente del cuerpo humano. Si Ud no toma sodio, potasio o calcio  “extra” a ciegas (y seguro tendría miedo de hacerlo sin consejo médico)…¿ por qué va a tomar magnesio?

Magnesio: pocas veces hace falta suplementar